Vivir Gijón

Gijón, con sus 280.000 habitantes, tiene su mayor valor en el factor humano, que se traduce en el carácter acogedor, laborioso, emprendedor y solidario de esta tierra, rasgos bien antiguos de la personalidad gijonesa que son la herencia de una villa fronteriza al norte con el mundo, a través del mar Cantábrico, y que se abre rápida y sinceramente al visitante. Una cualidad para la convivencia, que ha sido captada y elogiada por numerosos viajeros desde el siglo XIX y que hoy, en este tiempo de obligado aguzar el ingenio sacando valor de lo tangible y lo intangible para competir, se ha convertido también en un activo turístico.

Estatua del emperador romano en Campo Valdés

Estatua del emperador romano en Campo Valdés

El escritor chileno Luis Sepúlveda, seducido por el carácter extrovertido, sociable, callejero y escasamente ceremonioso de los gijoneses, lo expresó recientemente en un hermoso escrito: "Gijón empieza con "g" de gentes, y sus habitantes no se inhiben para mostrarse como tales. En Gijón se quiere con la dulce y serena normalidad del cariño, y en Gijón se ama con un lenguaje de manos entrelazadas, aprendido tal vez de los pájaros a la hora de construir sus nidos".

Vista parcial (Puerto interior y Playa de San Lorenzo)

Vista parcial (Puerto interior y Playa de San Lorenzo)

Centro Urbano

Centro Urbano

Los demás atractivos gijoneses son más fáciles de contar que de resumir. El mar es la primera referencia, y en torno a su litoral - nada menos que dieciocho kilómetros de costa, alternando acantilados como el de Santa Catalina (sobre cuyo cerro se yergue el soberbio Elogio del Horizonte, de Eduardo Chillida) con nueve magníficas playas, tres de ellas en pleno núcleo urbano- han transcurrido casi 5.000 años de historia y cultura, cuyas huellas romanas y prerromanas (astures) se dejan ver en los yacimientos-museo de la Campa Torres y del Campo Valdés. De este Mar de la Ruta de la Plata, famosa ruta viajera y paso necesario del Camino de Santiago en su variante costera, obtienen los restaurantes y sidrerías las mejores materias -una parte imprescindible de su variada y reputada gastronomía- para sus abundantísimos y exquisitos platos y guisos.

Si a Gijón la define la marinidad, veinticinco preciosas parroquias rurales confirman también su origen campestre y agrícola y ofrecen un paisaje de suaves y verdes colinas de incomparable belleza, con caserías rústicas aún abundantes, en el que no faltan largos senderos para recorridos a pie o en bicicleta. Y en el casco urbano o su periferia, singulares y nobles edificios, parques y jardines por doquier, áreas comerciales, industriales y tecnológicas, campus universitario y fáciles comunicaciones configuran una ciudad europeísta, moderna y en continuo progreso.

Las actividades culturales se manifiestan constantemente en cada rincón del municipio, promovidas por cientos de asociaciones vecinales, juveniles, artísticas de todas las clases. Las institucionales pueden seguirse en diez museos, un teatro municipal y múltiples centros y bibliotecas ubicados en cada barrio. La Semana Negra, el Festival Internacional de Cine, el Salón del Libro Iberoamericano o los Campeonatos Internacionales de Hípica, son los acontecimientos anuales más conocidos fuera de aquí, no sin razón merecida, de entre otros muchos.

Teatro Jovellanos

Teatro Jovellanos

Estatua Pelayo

Estatua Pelayo

Escultura Solidaridad

Escultura Solidaridad

El deporte es característica esencial de Gijón y de sus gentes. Un millón de gijoneses usan y disfrutan cada año las piscinas, campos de golf (dos municipales y uno privado), polideportivos y demás instalaciones municipales, y muchos más lo hacen por libre o en clubes como el Grupo Covadonga, con 30.000 socios, o el Santa Olaya, con 15.000, tan enraizados en la ciudad Tras la consecución de la marca Estación Náutica Gijón Costa Verde, la ciudad ha recuperado para ciudadanos y amantes de los deportes náuticos en general. Además, una asociación empresarial cuyo centro de actividades es el puerto deportivo, ubicado en pleno corazón de Gijón, complementa su oferta con alojamiento, turismo activo, restauración y todos aquellos servicios que el visitante pueda requerir durante su estancia en la ciudad.

Elogio del Horizonte y regatas

Elogio del Horizonte y regatas

Puerto Deportivo

Puerto deportivo

Gijón se esfuerza en conservar y multiplicar sus encantos, para sí misma y para atraer visitantes, y por eso perfecciona su excelencia turística e impulsa proyectos de enorme atractivo que van a poder verse muy pronto: un acuario, en la nueva playa de Poniente; un jardín botánico atlántico, próximo a la Universidad Laboral que diseñó Luis Moya; y un balneario de talasoterapia, sobre la zona este de la bahía de San Lorenzo.

Universidad Laboral

Panorámica Universidad Laboral

Termas Romanas

Termas romanas

La ciudad acoge gustosamente el II Congreso Mundial de Bioética, organizado por la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), que, ubicada, identificada e irradiando sus actividades desde aquí, convierte a Gijón en "Sede Mundial de la Bioética". Es una buena muestra de la pujanza y prestigio de la ciudad para acoger congresos científicos y de otra índole, el turismo de negocios y los viajes de incentivo, y de que con sus modernas infraestructuras y la colaboración de la Oficina de Congresos y su Club de Empresas hacen posible la organización de cualquier tipo de evento nacional e internacional y garantizan su óptimo desarrollo.