Gemelación. Clonación no reproductiva

Quiero recordar, y ya sé que todos somos conscientes de ello, que el tema no es la clonación para producción de individuos idénticos, entendiendo por idénticos los que comparten la misma información nuclear. Esto es importante destacarlo, porque las técnicas de clonación no reproductiva no están prohibidas.

El avance que se ha producido desde las últimas reuniones ha sido la posibilidad de producir líneas de células madre humanas embrionarias (células stem), por una parte, que esto no se había conseguido nunca antes, y también la posibilidad de obtener líneas de células que se habían llamado “germ” (germinales), que también son células, digamos, indiferenciadas, pero no son necesariamente embrionarias, sino que se obtienen de fetos e incluso en adultos. Y esto ha hecho cambiar algunas cosas y es el punto quizás más importante.

Entonces ¿cómo afecta esto a lo demás?, o ¿qué casos pueden considerarse ahora en relación a la clonación?

Primero, en julio pasado discutimos la gemelación artificial y nos pareció una técnica poco recomendable. Ahora hay que decir que no tiene sentido en absoluto, porque si una mujer es una mala respondedora produce pocos óvulos y tenemos pocos embriones; lo que podemos hacer es una línea de células madre de un embrión e intentar que la mujer siga embarazada infinitas veces, porque con cada célula podemos hacer un intento de clonación y que este niño pueda nacer. Que no va el embarazo adelante, pues se prueba otra vez y aquí si que quizás esto podría tener una aplicación. Si solamente se transfiere un embrión cada vez, las posibilidades de embarazo decrecen pero en cambio no se hacen individuos idénticos porque no se hacen gemelos. Por tanto una variación sería esta.

Y en cuanto a la clonación sin hacer individuos idénticos, o sin copiar en individuos preexistentes, es algo que sí merece un análisis a fondo porque hay algunas posibilidades que (algunas las discutimos ya en ocasiones anteriores, no todas) podrían solucionar varios problemas.

Uno de ellos es el caso anterior, una mujer que responde mal y por clonación puede tener a este hijo.

Otro caso serían interrupciones de embarazo, por ejemplo un ectópico que hoy día se pierde; el embrión lógicamente podría ser convertido en una línea de células madre y clonado, y si la pareja quiere tener “ese hijo” y no otro pues podría llegar a tenerlo por técnicas de clonación. Lo mismo podría decirse de una pareja que tiene un embarazo en un momento en que no lo desea, pero sí quiere ese hijo; se podría interrumpir el embarazo, producir una línea de células madre y por clonación este hijo podría nacer en otro momento en que la pareja sí estuviese preparada para este nacimiento, sea por motivos económicos, por lo que sea, no vamos a entrar en este tema.

Y el último caso que se ha propuesto es (pero este tiene una dificultad añadida) la posibilidad de que una pareja de mujeres homosexuales, lesbianas, pudieran reproducirse. En este caso es bastante sencillo: se hace un embrión clónico de cada una de ellas y luego se fusionan los embriones, con lo cual tenemos una mezcla de las características de las dos mujeres; no copiamos a nadie, puesto que mezclamos características, pero estamos haciendo una quimera y eso está prohibido en la Ley española de Reproducción Asistida. Por tanto he dicho que tenía una dificultad añadida y efectivamente la tiene, que es ésta, aparte de que las quimeras en animales se han producido sin que haya problemas de desarrollo; en ratones se ha llegado a producir quimeras de hasta tres embriones sin mayores problemas.

En la clonación para copiar a alguien o para producir individuos idénticos no voy a entrar, porque ya el acuerdo fue que no tenía ningún sentido y que era éticamente reprobable. Hablaré de las posibilidades médicas con las E-S (embryonic stem, ES) y de las células EG (embryonic germ, EG). Con respecto a las primeras -que son las que más posibilidades tienen desde el punto de vista terapéutico en el futuro para la producción de tejidos, quizás de órganos a partir de estas células indiferenciadas-, hay que tener en cuenta que para obtener células stem previamente hay que producir un embrión y luego destruirlo. Por tanto yo creo que esto es motivo de análisis y de preocupación ética y probablemente entre en la discusión siguiente, la que va a introducir el profesor Lacadena, sobre el “estatuto del embrión”.

Evidentemente que para obtener líneas de células stem no se necesitarían muchos embriones porque una línea de células stem produce muchas células. Pero no se trata de que haya que destruir muchos embriones o pocos embriones, el problema es si esto justifica destruir un solo embrión.

Existe otra posibilidad para obtener una línea de células stem, y esta posibilidad todavía no sé ha convertido en realidad, pero sería obtener una célula de un embrión por una biopsia, como hacemos ahora para el diagnostico genético pre-implantatorio, y a partir de esta célula iniciar una línea stem. Con lo cual el embrión puede ser transferido y puede nacer. No destruimos el embrión, y lo que ocurre es que este embrión tendría una línea de células stem personalizadas, propia, que no sería rechazada en caso de un transplante porque serían sus propias características genéticas las que estarían allí, ¿no? Esto es muy complicado, pero podemos imaginar algún caso donde fuera justificable porque se supone que las necesidades de un transplante, por ejemplo, (es un ejemplo muy a largo plazo), en el futuro, sean muy altas. Ejemplo: familias con hiperlipemias familiares, que casi seguro que van a necesitar un transplante de corazón un día o un riñón poliquístico, en fin hay varias posibilidades donde esto podría tener una aplicación y donde este embrión podría tener su línea stem congelada en nitrógeno líquido para ser convertida, si esto llega a ser posible, en un tejido o en un órgano para él mismo, sin la antigua técnica de producir al hermano gemelo para matarlo, ¿no?, que ésta es una imagen muy freudiana. Aquí no, aquí es el propio embrión el que da su gen.

Y en cuanto a las células germinales, son una posibilidad muy interesante, pero todavía no está demostrado que sean totipotentes: se sabe que pueden originar otros linajes celulares, otras líneas celulares, pero no se ha demostrado que tengan la misma capacidad que las células stem y en consecuencia habrá que investigarlo, porque lógicamente las células germ son mucho más fáciles de obtener, desde el cordón hasta por ejemplo los productos de las interrupciones del embarazo que hoy en día pues no tienen utilidad ninguna y, en algunos casos se han utilizado para transplantes en el Parkinson pero en general no se utilizan y podrían ser una fuente de células germ; pero falta saber que su potencial sea comparable al de las células stem. Si lo es, entonces será muy sencillo. No tendremos ningún problema puesto que la fuente no será discutida, no tendremos que fabricar un embrión para obtener las células.

Yo creo que esto resume más o menos las novedades que se han producido en los últimos meses y algunos enfoques nuevos que han aparecido”.

José Egozcue (España)

ACTA nº 3 GIJÓN (España), 7 de mayo de 1999

(English)