“El Comité Científico de la SIBI debate la patentabilidad del cuerpo humano. La Directiva aprobada en 1998 por las instituciones competentes de la Unión Europea sobre la Protección Jurídica de las Invenciones Tecnológicas pretende ser una respuesta de apoyo a las investigaciones que se están realizando en Europa en el campo de la Biotecnología.

La referida Directiva ha optado por la concesión de las patentes a tales invenciones sin prescindir de los requisitos tradicionales exigidos para la patentabilidad bien que flexibilizando alguno de ellos: actividad inventiva u originalidad, novedad o no obviedad y utilidad en aplicación industrial. Un tema delicado abordado por la Directiva y que fue objeto de intensa discusión en el pasado es la cuestión de la patente de partes del cuerpo humano, sobre todo de genes humanos o de secuencias parciales de genes humanos. La respuesta dada por la Directiva ha sido negar la patente (por tratarse de un descubrimiento y no de una invención) a tales elementos en cuanto tales. Sin embargo se acepta la patentabilidad de un elemento aislado del cuerpo humano obtenido por cualquier procedimiento, incluso aunque se trate de genes o parte de ellos aún en el caso de que la estructura de dicho elemento sea idéntica a la de un elemento natural.

El Comité Científico de la SIBI ha discutido estos y otros aspectos de la Directiva habiendo llegado a la conclusión de que a pesar de los esfuerzos realizados para dejar lo más claro posible el régimen jurídico aplicable en aquélla, existen todavía algunos puntos oscuros y poco definidos en una materia que debería serlo, dada la enorme trascendencia práctica y económica que presenta”.

Gijón, 16 de diciembre de 2002

(English)